Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Biopsia de tiroides por aspiración con aguja fina

La glándula tiroides está en la parte delantera del cuello. Una biopsia de tiroides por aspiración con aguja fina (FNA, por sus siglas en inglés) es un procedimiento en el que se toma una muestra pequeña de tejido de la glándula tiroides. El tejido se extrae con una aguja pequeña y hueca. La muestra se envía a un laboratorio para analizarla y hacer un diagnóstico.

¿Por qué se hace una biopsia de tiroides por FNA?

En ocasiones, pueden formarse nódulos duros dentro de la glándula tiroides. Usted podría notar una protuberancia pequeña en la zona de la glándula. Los nódulos en la tiroides son comunes. Por lo general, no son peligrosos. Sin embargo, en algunos casos, pueden ser signos de cáncer de tiroides. Una biopsia de tiroides por FNA puede determinar si hay cáncer.

Riesgos de la biopsia de tiroides por FNA

Todos los procedimientos conllevan algunos riesgos. Los riesgos de la biopsia de tiroides por FNA incluyen:

  • Sangrado en el sitio de la biopsia

  • Infección

  • Daño en las zonas cerca de la tiroides (poco frecuente)

  • Necesidad de repetir la biopsia si el resultado del análisis es dudoso

Cómo prepararse para el procedimiento

Hable con su proveedor de atención médica sobre cómo debe prepararse. Informe a su proveedor sobre todos los medicamentos que toma. Esto incluye todos los medicamentos de venta libre, como ibuprofeno, además de vitaminas, hierbas medicinales y otros suplementos. Es posible que deba dejar de tomar algunos medicamentos antes del procedimiento, como los anticoagulantes y la aspirina. Debería poder comer y beber normalmente antes del procedimiento.

El día del procedimiento

El procedimiento se puede llevar a cabo en un hospital o en una clínica médica. Debería poder regresar a casa ese mismo día. En el procedimiento suele suceder lo siguiente:

  • Es posible que se le dé un medicamento para ayudarlo a relajarse, si es necesario. Pida a alguien que lo lleve a su casa si le administran medicamentos que le causarán somnolencia.    

  • Pueden inyectarle una anestesia local (medicamento para adormecer) en la zona delantera del cuello. Debido a que la aguja de la biopsia es muy pequeña, esto quizás no sea necesario. Lo más probable es que esté acostado boca arriba durante el procedimiento, con una almohada colocada debajo de los hombros para extender el cuello.

  • Su proveedor de atención médica quizás use un ecógrafo durante la biopsia. Este aparato usa ondas de sonido y una computadora para mostrar imágenes en vivo de los tejidos del cuello. Esto ayuda a que su proveedor de atención médica guíe la aguja hacia el lugar correcto. Le pondrán un gel en el cuello. Esto ayuda a que el cabezal de ecografía mantenga el contacto con su piel y mejore la señal generada por las ondas de sonido. 

  • Le limpiarán la piel de la zona donde se hará la biopsia. Le introducirán una aguja delgada y fina en la glándula tiroides a través de la piel. Es posible que sienta una leve sensación de dolor o presión. Con suavidad, empujarán esa aguja para que penetre en el nódulo. La aguja tendrá unida una jeringa que se usa para hacer una succión suave y así extraer una pequeña muestra de tejido de ese nódulo. Puede que le repitan este proceso varias veces en el mismo nódulo para tomar diferentes muestras de todas las partes del nódulo. Deberá quedarse muy quieto. No debe toser, hablar ni tragar mientras se coloca la aguja. 

  • Luego, le quitarán la aguja. Le colocarán un pequeño apósito en el sitio de inserción de la aguja. Enviarán el tejido a un laboratorio para analizarlo y buscar signos de cáncer.

  • A veces, el proveedor de atención médica usará el cabezal de ecografía nuevamente 15 o 30 minutos después. Esto se hace para controlar que no haya sangrado o inflamación donde se hizo la biopsia.

    Vista lateral del cuello, donde puede verse la glándula tiroidea con un nódulo. Se ve un cabezal de ecografía sobre la piel, encima de la glándula tiroidea. Se está insertando una aguja a través de la piel hacia el interior del nódulo.

Después del procedimiento

Es posible que pueda irse a casa el mismo día. Debería poder regresar a sus actividades normales de inmediato. Algunas horas después, podrá quitarse el apósito.

Quizás sienta dolor en el sitio de la biopsia durante uno o dos días después del procedimiento. Puede tomar analgésicos de venta libre, como paracetamol, si es necesario. Siga todas las instrucciones que le dé su proveedor de atención médica.

Seguimiento médico

Pregunte a su proveedor de atención médica cuándo obtendrá los resultados de la biopsia. Pueden tardar varios días. En algunos casos, los resultados de la biopsia pueden no ser concluyentes. Eso significa que el laboratorio no puede estar seguro de si el nódulo es cáncer. Puede que deban repetirle la biopsia o hacerle una cirugía.

Si su nódulo en la tiroides no es canceroso, es probable que no necesite ningún tratamiento. Su proveedor de atención médica quizás quiera hacer un seguimiento de su nódulo. Quizás necesite realizarse otra biopsia más adelante.

Si el nódulo es canceroso, puede que necesite una cirugía u otros tratamientos. El proveedor de atención médica le dará más información sobre lo que puede suceder y lo que debe hacer a continuación.

Cuándo llamar a su proveedor de atención médica

Llame de inmediato al proveedor de atención médica si nota alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100.4 °F (38 °C) o más alta

  • Enrojecimiento, hinchazón, sangrado o supuración en el lugar de la biopsia

  • Dolor que empeora alrededor del lugar donde se realizó la biopsia

Asegúrese de saber cómo comunicarse con el proveedor de atención médica después del horario de atención y durante los fines de semana y feriados.

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.