Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Información de salud

Nistagmo

El nistagmo es un movimiento anormal de uno o ambos ojos. No se puede controlar el movimiento de este ojo.

Movimientos del ojo con nistagmo

Los movimientos del ojo con nistagmo son rápidos y repetitivos. Pueden ser continuos (ocurren todo el tiempo). O pueden ser paroxísticos (ocurren de forma intermitente). No se pueden controlar (son involuntarios).

La dirección de los movimientos del ojo puede ser:

  • Horizontal (de lado a lado)

  • Vertical (hacia arriba y hacia abajo)

  • Rotatoria (formando un círculo)

  • En diente de sierra (un ojo se mueve hacia arriba mientras el otro se mueve hacia abajo)

  • Cualquier combinación de los movimientos descritos

A consecuencia de estos movimientos anormales, los ojos no pueden enfocarse de forma adecuada. Esto dificulta la vista de la persona. Para intentar ver mejor, es posible que la persona con nistagmo ponga la cabeza en posiciones poco habituales. Puede inclinar o girar la cabeza. Esto se hace a fin de acceder al “punto nulo”. Es decir, a un ángulo que lo ayude a reducir el movimiento de los ojos. También es la posición más cómoda visualmente. El movimiento oscilatorio de la cabeza también puede reducir el movimiento del ojo.

Niño con la cabeza hacia la derecha, pero con los ojos mirando a la izquierda.
Una persona con nistagmo puede poner la cabeza en posiciones extrañas para acceder al “punto nulo”. Esto ayuda a reducir el movimiento anormal de los ojos y mejora la vista.

Tipos y causas del nistagmo

Existen 2 tipos principales de nistagmo: congénito o adquirido. Cada uno de ellos puede tener una o más causas. Sin embargo, a menudo no se conoce la causa exacta. La mayoría de los casos de nistagmo duran toda la vida (son permanentes).

Nistagmo congénito (o infantil). Este es el tipo de nistagmo más común. El niño nace con este trastorno. Los síntomas se manifiestan poco después del nacimiento. Este tipo de nistagmo puede ser causado por lo siguiente:

  • Problemas sensoriales. Los problemas de la vista, como el cristalino borroso (cataratas) o el aumento de la presión en el interior del ojo (glaucoma), pueden producir nistagmo. Otra causa posible son los problemas en las capas de tejido nervioso sensible a la luz que cubren la parte posterior del ojo (la retina). O puede haber un problema con el nervio que conecta el ojo con el cerebro (el nervio óptico).

  • Problemas del sistema nervioso. Ciertos trastornos cerebrales pueden causar nistagmo. Esto se debe a que el cerebro y el ojo deben colaborar estrechamente para producir buena visión.

  • Otros trastornos. Los trastornos relacionados con el nistagmo incluyen el albinismo (falta de pigmentación en la piel y en los ojos). La ausencia de iris, la parte coloreada, en el ojo (aniridia) también puede ser otra causa del nistagmo. 

Nistagmo adquirido. Este tipo de nistagmo no está presente al nacer. Puede tener diversas causas, entre ellas las siguientes:

  • Consumo de alcohol

  • Uso de ciertos medicamentos (sobre todo medicamentos anticonvulsivos)

  • Trastornos del oído interno, como la enfermedad de Ménière

  • Enfermedades cerebrales como esclerosis múltiple o un tumor cerebral

  • Ataque cerebral

  • Lesiones en la cabeza 

Síntomas de nistagmo

Los síntomas dependen del tipo de nistagmo.

  • Congénito. Puede afectar la vista. Sin embargo, es posible que el movimiento del ojo no represente un problema.

  • Adquirido. El nistagmo adquirido puede dar lugar a un movimiento del ojo más pronunciado y molesto. Puede causar visión borrosa. Y también puede afectar la percepción de la profundidad. Esto puede dificultar el equilibrio y la coordinación. También puede causar mareos.

Diagnóstico del nistagmo

El proveedor de atención médica o el oculista le harán preguntas sobre sus antecedentes de salud. Le harán una exploración física, que incluirá un examen de los ojos. Es posible que le hagan algunas pruebas, entre ellas las siguientes:

  • Tomografía computarizada o resonancia magnética de la cabeza. En estas pruebas se crean imágenes detalladas del cerebro. Pueden mostrar si hay hinchazón, problemas cerebrovasculares o tumores que puedan estar causando nistagmo.

  • Electrorretinografía. En esta prueba se evalúa el funcionamiento de la retina.

  • Pruebas vestibulares. Estas pruebas determinan si hay problemas en una parte del oído interno llamada vestíbulo. Esta parte del oído ayuda a controlar el movimiento del ojo.

  • Análisis de laboratorio. Se llevan a cabo para detectar si hay infecciones, un desequilibrio químico en el cuerpo o tumores.

Tratamiento del nistagmo

Los niños con nistagmo deberían visitar a un oftalmólogo pediátrico. Este es un médico especializado en el diagnóstico y el tratamiento de niños con trastornos del ojo.

En la mayoría de los casos, el tratamiento ayuda a reducir los síntomas. Pero es posible que no los elimine por completo. El tratamiento dependerá de la causa del nistagmo. Estas son las 5 opciones principales de tratamiento:

  • Tratamiento de la causa subyacente. Algunas veces existe una causa clara que puede abordarse. Por ejemplo, si hay cataratas se les da tratamiento; si hay un tumor, se extirpa. Si la causa es un medicamento, podría dejar de tomarse o sustituirse por otro. A diferencia de lo que ocurre con otras causas, el tratamiento de las causas subyacentes puede curar el nistagmo.

  • Tratamiento de problemas auditivos o visuales asociados. Por ejemplo, los lentes de contacto o los anteojos pueden corregir problemas de la vista como la miopía o la hipermetropía. Pueden usarse prismas especiales para ajustar la mirada. Esto ayuda a obtener la mejor visión posible y reducir los síntomas.

  • Medicamentos. Los medicamentos pueden ayudar a reducir los síntomas, por ejemplo el movimiento de los ojos y la pérdida de la vista o ceguera.

  • Inyecciones de toxina botulínica. Estas inyecciones debilitan ciertos músculos del ojo, lo cual ayuda a reducir los síntomas.

  • Cirugía. Este procedimiento cambia la posición de los músculos que mueven los ojos. No cura el nistagmo. Pero puede reducir el movimiento de giro que necesita hacer la cabeza para ver mejor.

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.