Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Actividad y rehabilitación del ligamento cruzado anterior

Cuando usted esté listo, su proveedor de atención médica le ayudará a reanudar con cuidado su vida activa. Puede hacer ciertos ejercicios que le ayudarán a mejorar la agilidad. La agilidad es la rapidez y facilidad de movimiento. Quizás necesite usar una rodillera mientras realiza ciertas actividades.

Pregunte a su proveedor de atención médica si usted está listo para hacer estos ejercicios. Si trata de hacer demasiado ejercicio antes de tiempo, podría causar nuevos problemas en la rodilla. Incluso podría volver a lesionarla.

Aumentar la agilidad

Mujer haciendo carreras rápidas y cortas.

El entrenamiento de agilidad ayuda a preparar la rodilla para hacer movimientos bruscos como paradas y arranques. También ayuda con los saltos, las caídas sobre los pies y los cambios de dirección. Antes de comenzar este entrenamiento, tenga presente que su pierna debe estar lo suficientemente fuerte como para tolerar los ejercicios. Consulte a su proveedor de atención médica o fisioterapeuta durante cuánto tiempo puede ejercitarse. Asegúrese de hacer diferentes ejercicios. Esto contribuye a fortalecer todos los músculos que rodean la rodilla:

  • Dar pasos a los lados, brincar y caminar arrastrando los pies ayudan a volver a practicar ciertos deportes, como el esquí y el tenis.

  • Las carreras cortas hacia adelante y hacia atrás ayudan a prepararse para actividades que requieren frenar y arrancar rápidamente. Estas incluyen el fútbol, el baloncesto o incluso correr detrás de un niño pequeño.

  • Hay otros ejercicios que lo ayudan a entrenar para determinadas actividades, como correr. Hable con su proveedor de atención médica.

Retomar sus actividades preferidas

Mantener la rodilla fuerte y estable es un compromiso que dura toda la vida. Puede ser necesario hasta un año de trabajo constante para recuperar el uso completo de la rodilla. Pero a medida que mejora, podrá comenzar a hacer muchas de sus actividades preferidas. Simplemente asegúrese de tomárselo con calma al principio. También es posible que necesite ponerse una rodillera para practicar ciertos deportes. Para obtener los mejores resultados, cumpla con sus sesiones diarias de ejercicio mientras permanezca activo. Y siga haciendo su entrenamiento de fuerza hasta 3 veces por semana, o según le indiquen. O con la frecuencia que le indique su proveedor de atención médica o fisioterapeuta. 

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.