Buscar Ir Búsqueda avanzada
English (Home)

Artroscopia del codo: problemas tratados

La artroscopia puede detectar y tratar muchos tipos de problemas en el codo. Estos incluyen, por ejemplo, cuerpos sueltos, espolones óseos, la osteocondritis disecante y la sinovitis.

Vista lateral de la articulación del codo donde puede verse un instrumento que extrae un cuerpo suelto.
Se extrae un cuerpo suelto de la articulación del codo.

Los cuerpos sueltos son fragmentos de hueso o cartílago que se han desprendido de la articulación. Si se dejan allí, pueden causar dolor. El codo podría atascarse o tener dificultades para doblarse y enderezarse. Los cuerpos sueltos pueden extraerse con una artroscopia. Le permitirá volver a mover el brazo normalmente y sin dolor.

Vista lateral de la articulación del codo donde puede verse un trépano que quita un espolón óseo.
Se extrae un espolón óseo de la articulación del codo.

Los espolones óseos (protuberancias) en una articulación pueden hacer que los huesos se compriman entre sí (pinzamiento). Estas protuberancias pueden producir dolor y limitar los movimientos. El cúbito es el lugar más frecuente en que aparecen los espolones en el codo. Para tratar el problema, el cirujano extraerá el espolón y alisará la superficie del hueso.

Vista lateral de la articulación del codo donde puede verse un tornillo que sostiene el cartílago en su lugar.
La OCD se trata fijando el fragmento de hueso suelto en su posición.

Si hay una lesión en el suministro de sangre, podría soltarse un fragmento de hueso dentro de la articulación. Es más común en niños y en adolescentes. La causa puede ser un traumatismo, pero también es posible que no exista una causa evidente. La osteocondritis disecante puede producir dolor e hinchazón. El cirujano puede extraer el hueso o fijarlo en su posición. También podría ser necesario efectuar una cirugía abierta. Si se extrae la porción de hueso, es posible que su cirujano intente estimular la curación taladrando o haciendo orificios en el resto del hueso expuesto.

Si se comprime el revestimiento de la articulación (la cápsula sinovial), podría inflamarse. Esto puede causar dolor e hinchazón en el codo. El cirujano puede extraer la cápsula sinovial comprimida para ayudar a aliviar los síntomas.

© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.